Carolina Bustos Beltrán | UN HOMBRE, UNA ISLA

Curaduría y traducción: Stefanía Di Leo[1]

Comparte:


  UN HOMBRE, UNA ISLA
 
Intuye el viento siendo sabio
que un día faltará aliento y 
las manos que guardan el mundo serán tan pequeñas 
que no disiparán las fauces 
del dolor al olvido.
 
Un hombre 
Una isla 
 
Tierra insular partida en trozos de roca sobresaliente 
de inmensa belleza.
 
Hazme saber si la historia vierte 
una pizca de cordura en la nuestra;
hazme saber si sus pasos fundidos en la arena mirando al mar
coinciden con los míos. 
 
Arrastra la vaga hondonada profunda del vértigo 
ese del fondo sugerido
por el pensamiento obsoleto
de rastros perdidos.
 
Tiempo de ofrendas de sueños 
con ojos abiertos 
donde tus brazos al viento sabio
se desnudaban, 
se desnudaban y lloraban. 
 
 
 ***
 
 
 
UN UOMO, UN'ISOLA
 
Senti il vento è saggio
che un giorno rimarrai senza fiato e
le mani che custodiscono il mondo
saranno così piccole
che non dissiperanno le fauci
dal dolore all'oblio.
 
Un uomo
Un'isola
 
Terra insulare spezzata in pezzi di roccia sporgente
di immensa bellezza.
 
Fammi sapere se la storia versa
un briciolo di sensatezza nella nostra;
fammi sapere se i tuoi passi si sono fusi
nella sabbia guardando il mare
coincidono con i miei.
 
Trascina il vago profondo avvallamento della vertigine
quello dello sfondo suggerito
dal pensiero obsoleto
di tracce perdute.
 
Tempo di offerte di sogni
ad occhi aperti
dove le tue braccia al vento saggio
si spogliavano,
si spogliavano e piangevano.
  

 
EL CARRUBO tiene bucles
caída libre al suelo.
Tiernos, torrados,
viña fecunda en Sicilia.
 
 ***
 
IL CARRUBO ha
curve
caduta libera al suolo.
Teneri, bruciati,
vigneti fecondi in Sicilia.
 

 
TRINAQUIA
 
Trinaquia de tres piernas,
juegas a las escondidillas
mientras un perro circeno
te lame en diagonal.
 
Hablas en dialecto rojo y amarillo,
vives en una cabaña pobre,
sostienes el aliento,
cantas risueña.

Sirena
divina y voluptuosa
bañas tus rodillas de sal
en campos de trigo.
 
Fértil tierra mía, de espartanos y normandos.
Fértil tierra tuya, granero de romanos.

Sin electricidad te elevas,
sin baterías tocas sinfonías.
Isla de tres puntas, 
mujer de cabeza alada y cabellos de serpiente.
Ardes en noches fugaces,
volcánica aurea magma,
libre, áspera y ondulante.
Dante y Homero ya te amaban:
nocturna dama vertiginosa.
 
***

TRINACHIA
 
Trinachia dalle tre gambe,
giochi a nascondino
mentre un cane circense
ti lecca in diagonale
 
Parli in dialetto rosso
e giallo,
vivi in ​​una capanna
povera,
trattieni il respiro,
canti allegramente.
 
Sirena
divina e voluttuosa
bagni le tue ginocchia di sale
nei campi di grano.
 
Fertile terra mia, di
spartani e normanni.
Fertile terra tua, granaio
dei romani.
 
Senza elettricità ti elevi,
senza batteria suoni
sinfonie.
Isola a tre punte,
donna con testa alata e
capelli di serpente.
 
Ardi in notti fugaci,
vulcanico aureo magma,
libero, aspro e ondulato.
Dante e Omero già ti amavano:
                     notturna dama vertiginosa.
 

  
SOLO TÚ, Monte Gallo,
perdonarás la deshonra
a tu hijo abandonado
en un crepúsculo
del mes de septiembre. 
 
 ***
 
SOLO TU, Monte Gallo,
perdonerai il disonore
a tuo figlio abbandonato
in un crepuscolo
del mese di settembre.
 

 
ME DISTE TU AMOR EN UN PLATO
me serviste a Sicilia en un cuarto de luna
exprimiste limones en la añoranza
y te rocé de cerca para quitarme el hambre.
 
Te comí con los ojos de conchitas, almejas y especias,
todo se mezcló con pasta de trigo mediterráneo
y tú eras un fenicio de tez torrada
con rostro de joven díscolo de cabellos largos,
ese mismo rostro oculto que habría amado
en cualquiera de mis vidas.
 
Sicilia era una mujer de tres piernas,
ínsula robada y saqueada a cada instante,
pedazos de muros, arena y sangre,
y tú eras de Palermo y yo una flor sin pétalos.
Rosa y negra
deambulé siguiendo tu olor a espuma,
rasgué el cielo gris para usurpar la nitidez de las sombras,
bebí la demencia y me ahogué de torpeza
para que me entregaras tu isla.
 
Intuyendo el salto de las olas en las rocas sedientas
detenidas iban y venían fotos de viajes;
de mesas servidas
de alcohol y de nuestro dolor.
 
Eras tú, la melodía,
la luz ligera y la guarida.
 
Cuán villana y cruel fue la parca
que encontró sin buscar
el alimento excelso en la esquina
de tus divinos párpados.
 
***
 
MI HAI DATO IL TUO AMORE SU UN PIATTO
mi hai servito la Sicilia in un quarto di luna
hai spremuto limoni nella nostalgia
e ti ho toccato da vicino per togliermi la fame.
 
ti ho mangiato con gli occhi di conchiglie, vongole e spezie,
tutto si è mescolato con pasta di grano mediterraneo
e tu eri un fenicio dalla carnagione bruciata
con la faccia di un giovane ribelle con i capelli lunghi,
quello stesso volto nascosto che avrei amato
in nessuna delle mie vite.
 
Sicilia era una donna con tre gambe,
isola rubata e saccheggiata in ogni istante,
pezzi di mura, sabbia e sangue,
e tu eri di Palermo ed io ero un fiore senza petali.
Rosa e nera
ho deambulato seguendo il tuo odore di schiuma,
Ho graffiato il cielo grigio per usurpare la nitidezza delle ombre,
Ho bevuto demenza e sono annegato per goffaggine
perché tu mi affidassi la tua isola.
 
Percependo il salto delle onde sugli scogli assetati
detenute andavano e venivano foto di viaggi;
di tavoli serviti
dell'alcol e del nostro dolore.
 
Eri tu, la melodia,
la luce la luce e la tana.
 
Quanto era malvagio e crudele il triste mietitore
che trovò senza guardare
l  alimento eccelso nell'angolo
delle tue divine palpebre.
 

SOBRE LA AUTORA:
Carolina Bustos Beltrán (Bogotá, Colombia 1979). Poeta, narradora y cofundadora del colectivo artístico Crue Poétique, reside en Francia desde 2003 donde es docente de Español Lengua Extranjera. Ha sido galardonada en poesía en 2015 con el Tercer Premio del Concurso Ediciones Embalaje del Museo Rayo por su poemario Lecciones de UrbEnidad, Tabogo y otras ciudades recorridas. En 2016 Estación tropical y otros poemas sinuosos fue finalista del Premio Internacional de Poesía ‘Pilar Fernández Labrador’, también ha recibido menciones en cuento y relato breve en España. Sus cuentos y poemas han sido publicados en antologías, revistas y blogs y han sido traducidos al portugués, al francés, al italiano, al inglés, al alemán y al chino. Ha publicado Sueño Stereo, Caza de Libros, 2014 y Ediciones Altazor, 2017; Polifonías Dispersas “Un Libro por Centavos” Universidad Externado de Colombia, 2018 y Estación tropical y otros poemas sinuosos, Nueve Editores 2020.
  
SOBRE LA TRADUCTORA:
[1] Nació en Messina el 25 de julio de 1975 y desde pequeña ha cultivado una pasión por los idiomas extranjeros. En 1995 obtuvo el Diploma Estatal Liceo Lingüístico Archimede, en 1999 se graduó en Lenguas y Literaturas Extranjeras y Modernas y luego completó sus estudios de secundaria en la Universidad Complutense de Madrid, un doctorado en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada. Actualmente es traductora internacional en italiano de poetas contemporáneos españoles y portugueses, y colabora con varias revistas culturales e internacionales, Crear en Salamanca, Metaforologia, Papeles del martes. Fundadora del Círculo Literario Napolitano y del Premio Internacional de Poesía en español, Francisco de Aldana. Ha publicado libros de poesía, entre los que destacan Rosas azules sobre el tomillo perfumado (España), Donde tuve tus labiosOcultando el Olvido (Miami), Uma so Solidao (Brasil), Brilha sim o silencio con Alvaro Alves de Faria (Brasil). As sombras da tarde (Portugal).

Síguenos