Araceli Amador Vázquez | TRIADA

Comparte:


 
El lugar privilegiado
 
Lo sabíamos,
¿cómo no saberlo?
tus palabras olían a mujer.
No íbamos a preguntarte
        a quién amabas.
Era evidente que a ninguna.
No estaba mal
ser las segundas,
algo les faltaba
           a las primeras.
Pero temíamos ser las de tercera,
por eso nos marchamos;
no teníamos seguridad
                      de que ser las últimas
             nos diera un lugar privilegiado.
 

 
Libros malditos
 
Las manos son tentáculos lechosos
            que escurren por mis caderas.
Conozco tantos dedos
            como ventosas tiene el pulpo.
Algunos no cruzaron más allá del Mar Rojo
            otros conquistaron el Jordán
y lo mancharon con sangre de aguas
             antes recorridas.
Para mí ya no existe la perversa ligadura
            que algunas predecesoras padecieron.
Porque nos condenaron a revestir nuestra carne
            con las gasas del amor
para no sabernos putas.
Entonces, terminamos por creer el artilugio.
Nunca nos dijeron
que éramos sirenas
y que los pulpos         
                           son nuestra comida.
Terminamos por temer
           a las aguas profundas.
Olvidamos
                cómo domar a los monstruos marinos
y nos devoraron.
 

 
Las liebres
 
El abismo nocturno
             en el que estallan nuestras formas
se ha llevado la rueda anillada
            a calentarla entre sus muslos:
Tumbas de tierra
      bocallave de encrespados follajes.
El telón ciega los ojos del alba,
deja de manto
la piel de un cuervo;
cómplice de inmoralidades.
He aquí, desgraciadas:
   Engañemos a Saturno
       hasta que la Nocturna
             lo expulse como feto
                     de sus negras faldas.
Somos dos liebres
           haciendo espirales.
Jugando a las redondillas
            amándonos en vano.
Actuamos con prudencia.
Nos escondemos
              y cuando el ojo se nubla
calentamos lo femenino
en cazuelas vacías.

 


 

Araceli Amador Vázquez. Nació en la Ciudad de México en 2000.

Ha participado en el Encuentro de Talleres de Creación Literaria del CCH, ediciones XVII  y XVIII, y publicado en la X antología de alumnos del CCH (2019) y IX antología de alumnos del CCH (2016).

Obtuvo el segundo lugar en la categoría de cuento en el “Quinto Concurso de Lectura de Poesía y Cuento 2016” del CCH Azcapotzaco, donde asistió al Taller de creación literaria” (2015-2018). Tomó el taller de novela “Breves incendios inextinguibles”, (UCSJ, 2018) y el taller de cuento “Escritos por Nuestra Sombra” (2019).

Poemas suyos aparecen en las revistas; Verso Destierro, Ablucionistas, Biombo Poético, Revista Cultural Mood Magazine, Small Blue Library  y en los periódicos Paréntesisplus y Exilio. Actualmete es miembro de los talleres de “Poesia para volar” impartido por Cultura UNAM y “La pluma crece en la palma de la mano” del Centro Cultural Futurama. Ha colaborado en las antologías Campanas del Brezo, Editorial Ave Azul y Viejas Brujas III; Memorias Futuras, Aquelarre Editoras (2021). Poemas suyos han sido traducidos al italiano. Es autora del libro Sirenas de Cuarzo; el lugar privilegiado, Editorial Verso Destierro (2021).

Actualmente estudia en la Facultad de Derecho de la UNAM.

 

Síguenos